Noticia

17 enero 2020

ATENCIÓN GRATUITA EN EL HOSPITAL VICENTE CORRAL MOSCOSO A PACIENTES CON NEUROMIELITIS ÓPTICA

 

Sandra G., 23 años, tiene neuromielitis óptica; una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al nervio óptico y a la médula espinal, ello podría causar ceguera y parálisis de piernas y brazos.

Sandra se enteró de su enfermedad a sus 20 años, vivía en Quito y estaba embarazada, tenía fuertes dolores de cabeza, pérdida de la visión por instantes y disminución de la sensibilidad y movimiento de las piernas, ingresó por emergencia al Hospital Pablo Arturo Suárez de la capital, donde le diagnosticaron su problema. Desde entonces recibe tratamiento gratuito para sobrellevar su patología.

Hace un año se radicó en Cuenca y el tratamiento lo lleva en el Hospital Vicente Corral Moscoso. Por su nuevo embarazo su situación de salud empeoró, dio a luz a una niña y los profesionales decidieron realizarle tres sesiones de recambio plasmático o plasmaférisis (técnica o procedimiento terapéutico para la depuración de la sangre) y otros tratamientos para suprimir su inmunidad.

Mónica Pacurucu, neuróloga, cuenta que en los últimos seis años en el Hospital Vicente Corral Moscoso se han diagnosticado 3 casos de neuromielitis óptico. Es una patología no frecuente que se presenta en personas mayores de 40 años, sin embargo, se presenta en edades menores, como en el caso de Sandra. Según estadísticas internacionales la incidencia de la enfermedad es menor a 0.5 casos por 100.000 habitantes por año.

Si bien no existe cura para esta patología, existen tratamientos a través de medicamentos y otras técnicas, como la plasmaféresis, para reducir los síntomas, prevenir las recaídas y mejorar la calidad de vida. Además, los tratamientos se complementan rehabilitación para mejorar la movilidad de las extremidades.

“Conozco que cada sesión de plasmaférisis en la parte privada tiene un costo de 5.000 dólares. Si hubiese ido a otro lado no pudiera pagar, pero gracias a que en el hospital es gratuito estoy viva. Agradezco a los profesionales de distintas áreas, como neurología, reumatología, rehabilitación y Banco de Sangre que me han ayudado para continuar con mi salud”, señaló Sandra G.

 

DCS MINISTERIO DE SALUD PUBLICA

Leave a Reply