Noticia

10 noviembre 2020

Dos lobos de páramo fueron reinsertados a su hábitat natural

· El lobo de páramo está catalogado en el Libro Rojo como especie Vulnerable

· A través de cámaras trampa se monitoreará a los especímenes

Dos lobos de páramo (Lycalopex culpaeus), fueron liberados este 06 de noviembre por el Ministerio del Ambiente y Agua, en coordinación con el Bioparque Zoológico Amaru y el proyecto privado Hanpuy en una área de conservación del cantón Oña.

Esta actividad se realizó como parte del proyecto de rehabilitación y liberación gradual de especímenes de vida silvestre que lleva a cabo el Ministerio del Ambiente y Agua conjuntamente con los Centros de Manejo de Vida Silvestre, con el objetivo de devolver los animales a su hábitat, conocer la ecología y su comportamiento para generar posibles soluciones ante las amenazas.

Los especímenes machos, de dos años de edad, tras haberles practicado los exámenes veterinarios correspondientes que determinaron su buen estado de salud, fueron reinsertados; ambos nacieron en el Bioparque Zoológico Amaru en el 2018. El lobo de páramo, nativo de Sudamérica, puede pesar entre 4 y 6.5 kilogramos, se alimenta de roedores, conejos, aves y lagartos, en menor medida de plantas y carroña.

Santiago Yandún, director Zonal 6 del Ministerio del Ambiente y Agua agradeció al Bioparque Amaru y al proyecto Hanpuy por el compromiso y la colaboración en el cuidado de la biodiversidad, “como Autoridad Ambiental continuaremos promoviendo la rehabilitación y liberación teniendo como prioridad la conservación y el manejo de la fauna y flora silvestre y fortaleciendo la educación ambiental, social y de desarrollo comunitario que contribuya a dar soluciones al conflicto gente- fauna”, subrayó.

En lo que va del año en Azuay se han reinsertado a su hábitat natural 10 especímenes entre mamíferos, aves y reptiles en diferentes áreas protegidas, cumpliendo con los protocolos correspondientes para su reinserción.

DCS – MINISTERIO DEL AMBIENTE

Leave a Reply