Noticia

28 abril 2020

Profesionales del IESS en Cuenca dan pautas para sobrellevar la cuarentena

La emergencia sanitaria que afronta el país, por el Covid-19, ha llevado a varias repercusiones en la vida diaria de los ciudadanos, específicamente, por los cambios de hábitos y rutinas.

En cuanto a lo psíquico y anímico, Andrea Martínez, psicóloga del Centro de Especialidades Central Cuenca, recomienda algunos aspectos para una estancia más tranquila en casa, como:

– Controlar la exposición a información, a través de redes sociales o medios de comunicación convencional; se debe establecer tiempos definidos para cada día.

– Aplicar técnicas de respiración o relajación para disminuir la ansiedad.

– Mantener la mente ocupada con las tareas de casa y actividades necesarias recreativas, como lectura de libros, pintura, rompecabezas, tejido, escritura, crucigramas o música.

Para sobrellevar la ansiedad, Martínez recomienda una técnica conocida ‘la liga o stop de pensamiento’, que consiste en ponerse una liga de cabello en la muñeca y cada vez que una persona tiene un impulso o pensamientos de miedo o temor, debe jalar la liga hacia arriba y esta regresa a la mano, indica que este leve dolor o sensación permite a la persona, tomar conciencia del pensamiento y así, detenerlo.

Entre los ejercicios que también recomienda la profesional están: escribir día a día un listado de gratitud sobre 3 cosas que pasaron en las 24 horas y no futurizar, así como evitar pensamientos a largo plazo.

Un apetito voraz, no significa hambre, sino más bien, un deseo desmedido de consumo de alimentos o preparaciones con altas concentraciones de sal, azúcar, sal o grasa, para generar una sensación momentánea de placer y bienestar, o simplemente comer por aburrimiento.

Con respecto a la alimentación, cuando las personas estamos en casa la ansiedad aumenta, generalmente se debe comer cada 3 horas, pues ingerir

alimentos antes de este lapso, no representa necesidad sino ansias, y para ello se recomienda ingerir un vaso de agua o comer una manzana.

Sobre este tema, Ana Cisneros y Paola Astudillo, nutricionistas del IESS en Azuay, mencionan que se debe evitar el cambio de hábitos, levantándose temprano y estableciendo un horario fijo para la alimentación (desayuno, almuerzo, merienda, colación a media mañana y a media tarde); no saturar al cuerpo de multivitamínicos; es más recomendable consumir alimentos con gran cantidad de micronutrientes como verduras, frutas, hortalizas, proteínas y lácteos (queso, leche, yogurt).

Es necesario evitar comida con grasa, procesada y con químicos, se invita también a los ciudadanos a mantener una adecuada hidratación con gran cantidad de agua o jugos naturales de frutas y consumir alimentos naturales ricos en zinc y vitamina D.

Para evitar un desequilibrio entre el consumo y el gasto energético, debemos controlar los tamaños y la cantidad de porciones de alimentos y las actividades que demandan movimientos físicos. Si bien, por ahora, la movilidad es limitada, se deben buscar opciones para ejercitarse.

Es de suma importancia realizar ejercicios diarios, estableciendo rutinas y horarios fijos (mínimo una hora al día), mismos que no intervengan en las horas de teletrabajo o clases virtuales de los hijos, por lo que Olga Parra, fisiatra del Centro Materno Infantil y Emergencias Cuenca, menciona algunas recomendaciones generales para mantenerse activos.

Es indispensable realizar un programa de ejercicios generales de estiramiento para todas las articulaciones, se puede repetir al menos 6 veces cada ejercicio, mantener un estiramiento de 10 segundos y con respiraciones profundas por la nariz.

Se consideran buenas opciones las caminatas, trotes o bailoterapia dentro del domicilio, ejercicios de reeducación respiratoria para mejorar su capacidad pulmonar y mayor relajamiento y no hacer siestas largas en la tarde, para poder conciliar el sueño debido, al caer la noche.

DCS – INSTITUTO ECUATORIANO DE SEGURIDAD SOCIAL

Leave a Reply