Noticia

31 julio 2020

Reformas a la Ley de Tránsito con cambios para incidir de manera efectiva en la seguridad vial

Fortalecer procesos de educación vial a nivel nacional, reforzar la formación, capacitación y entrenamiento de conductores profesionales y no profesionales, ampliar las horas académicas para la obtención de licencia de conducción no profesional, revocatoria definitiva de la licencia de cuando el conductor es sancionado (por segunda vez en un año) por conducir un vehículo en estado de embriaguez, jornada de descanso y alternancia de conductores, retiro de circulación de las licencias caducadas, sin puntos o ilegales, son entre otros los cambios que se establecen en las reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

Fafo Gavilánez, ponente del proyecto, señaló que la nueva Ley de Tránsito contiene seis libros donde se desarrollan cinco ejes temáticos: el institucional, tecnológico, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial. Dijo que en las reformas se potenció temas sobre la movilidad sostenible, desarrollo de modelos de gobierno descentralizado y coordinación interinstitucional, capacitación de los servidores de control operativo de tránsito, seguridad jurídica y eficiencia en la prestación de servicios a la ciudadanía, planificación, control y tecnología.

Dijo que se declara de interés público la promoción del transporte terrestre eléctrico y de cero emisiones; se condiciona que las nuevas unidades de transporte cuenten con todos los elementos de accesibilidad para las personas con discapacidad y con estructura portabicicletas.

Para lograr el desarrollo del modelo de gobierno desconcentrado y coordinación institucional se establece que los GAD realizarán el control de tránsito en la red víal interestatal cuando atraviese la zona urbana, además podrán emitir licencias de conducir y realizar entrega de placas, suscribir convenios de cooperación para el control de tránsito en su territorio, sustituir sanciones pecuniarias por servicio comunitario y contarán con sistemas de matriculación propios que interoperen con el sistema nacional, sostuvo Gavilánez.

Como parte del fortalecimiento de educación vial, se crea la licencia especial de operador para conductores de tranvías, metros, teleféricos, funiculares y otros similares, se establecen incentivos por buenas prácticas de conducción, exonerando en un 50 % el costo de la licencia a quienes durante 5 años no pierdan los 30 puntos, agregó.

Para lograr la planificación, control y uso de tecnología, se crea el Registro Nacional de Transporte Terrestre y Tránsito, que se alimentará de la información de tránsito de todo el país y servirá para optimizar el control a nivel nacional. También la creación del Sistema Nacional Unificado de Peajes Automáticos a nivel nacional, se especifica que las unidades de las operadoras de transporte deben contar con GPS de tecnología abierta para mejorar el control de tránsito.

Previo a dar paso al ponente del proyecto, el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo Caicedo, destacó el trabajo emprendido por la Comisión Ocasional de Tránsito al estructurar una normativa que es compleja, pero que recoge las aspiraciones de los diferentes sectores, los cual ha permitido elaborar una normativa de avanzada.

Debate

18 asambleístas intervinieron en el segundo debate del proyecto de reformas a la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial. Los parlamentarios destacaron el contenido del informe; la inclusión de la enseñanza obligatoria de la materia de seguridad vial para generar cultura de tránsito desde la niñez; la obligatoriedad de los cursos de capacitación y formación para la entrega de licencias profesionales y no profesionales.

Dijeron que el proyecto de reformas a la Ley de Tránsito tiene contenido técnico, es una normativa necesaria y urgente para el país, que tendrá impacto en más del 70 % de la ciudadanía. Mencionaron que luego de la aprobación del informe en segundo debate en el Pleno, la Comisión de Justicia tiene una tarea fundamental para normar todo lo que tiene que ver con el capítulo de multas y contravenciones constantes en el Código Integral Penal.

Por efecto de la pandemia de Covid-19, se propuso que la capacitación teórica se lleve a cabo de manera virtual para los cursos de obtención de licencias profesionales y no profesionales y que la práctica sea presencial, si es que la entidad tiene la capacidad física para hacerlo.

Se enfatizó la obligatoriedad de cambio de conductores en las jornadas de trabajo para evitar accidentes de tránsito, por cansancio. Precisaron que la utilización de plataformas digitales sea única y exclusivamente a través de operadoras debidamente constituidas y con los debidos permisos de operación.

Indicaron que la normativa es preventiva mas no sancionadora, es inclusiva, responsable, innovadora y acorde con las necesidades de los actores involucrados; además que se fortalece la institucionalidad, siendo el Ministerio de Transporte y Obras Públicas el ente rector de la vialidad.

Algunos parlamentarios creen que se debe potenciar las vías turísticas como eje de desarrollo económico del país. Destacaron la iniciativa de fomentar la movilidad sostenible, pero que no debe ser parte de la nueva Ley de Tránsito. Sugirieron generar fuentes de empleo en especial para los ciudadanos amazónicos, fronterizos y migrantes.

Señalaron que es positivo el uso de GPS en el transporte público para brindar seguridad, así como la inclusión de nuevas modalidades de transporte como el metro de Quito o el tranvía en Cuenca. Recordaron que el 30 % de los GAD asumieron la competencia de tránsito y el 70 % sigue bajo responsabilidad de la Policía Nacional.

La asambleísta Ana Belén Marín, encargada de conducir la sesión, suspendió la misma tras señalar que aún existen varios pedidos de palabra por parte de asambleístas. La sesión se reinstalaría previa convocatoria del Presidente de la Asamblea Nacional.

DCS – ASAMBLEA NACIONAL

Leave a Reply